Bienvenidos al Blog de Dandi

Primero que todo quiero decirles y advertirles que lo que escribo es para mí y en parte para ustedes, eso sí, yo no insito a nadie a seguir mis conductas y así mismo ninguno de mis comentarios han tenido ni tendrán la intención de ofender o insultar a alguien. Si quieres seguir leyendo te pido respeto y comprensión a mis acciones, sino, cierra la ventana y busca otro blog.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Días raros.

Todas tenemos días distintos, porque a fin de cuentas, hay siete de ellos; lunes, martes, miercoles, jueves, viernes, sabados y domingos, para muchas se definen en grados de dificultad según su lista de actividades, para mí; todos son días extraños y por definición más simple: Raros.

 
 Están los días que catalogamos como "buenos", que por lo menos para mi son los días cuando ayuno y hago mucho ejercicio o cuando consigo sacar el lado más positivo de ese día, es decir, cuando disfruto al máximo con mis amigos y amigas o a veces, hasta con mi familia. Los días buenos no son fáciles de conseguir pero tampoco lo son de olvidar, por lo tanto, nos representan una sensación duradera de bueno, esa sensación que nos deje el día, ya sea satisfacción, felicidad, entusiasmo u orgullo.



Por el otro lado, están los días "malos", esos cuando lo único que quisieramos es que nos trague la tierra y no nos dejara salir más nunca, cuando metemos la pata terriblemente, nos arrepentimos de haber despertado ese día o simplemente alguién viene y te lo arruina, esos son los días que dan ganas de quedarse en la cama hasta el siguiente, tal vez, esperando que no haya pasado lo que pasó y rogando que hubiese sido solo una pesadilla. Los días malos abundan, pero su amargo sabor dura dependiendo de lo grave que sean, generalmente los olvidamos al día siguiente y los errores cometidos nos impulsan a sacudirnos un poco el polvo y salir a remediar las cosas.


Hay factores que pueden producir estos días, entre ellos me encanta mencionar:

☼. El clima: Si hay un sol espectacular y una brisa fresca, nos mantiene el ánimo arriba, debido a la influencia sobre nuestras emociones, pero, si el día está gris y nublado, casi lloviendo pero no, nos deprimimos un poco, quizá pensando en que ya no saldremos porque lloverá, si llueve, puede haber varias reacciones, en mi depende, hay días lluviosos que me alegra y me gusta ver la lluvia, mojarme un poco y todo, y otros, que quiero llorar como el cielo.
 

♥. Los seres queridos: Todos nos vemos influenciados por nuestras cercanías, si tu BFF tuvo un mal día es probable que termines escuchando todas sus quejas sobre ello, pero igualmente cuentas con ella para comentarle las tuyas cuando tu día se pone feo. eso sí, una pequeña pelea y adíosito al día perfecto, lo bueno es que mañana ninguna se acordará del pleito. Los padres a veces nos arruinan los mejores días, con sus charlas inútiles sobre lo que debemos hacer o lo que NO deberíamos de hacer, sin embargo, hay ocaciones en que pueden darte una sorpresa y alegrarte el día.

♫. La música: Sí, aunque no lo crean, la música que escuchas durante el día te puede prender o apagar, si de pronto escuchas una pieza super animada, que sientes que te salta el alma y hasta ganas de bailar te dan, te alegras, ¿cierto?, hay canciones incluso que te hacen reír sola o al menos a mi me hacen sonreír un par de ellas, quizá por los pensamientos cálidos en las letras. Así mismo hay canciones que te probocan cortarte las venas, ¿han escuchado Panda? no lo hagan si se sienten deprimidas, podrían cometer suicidio con una de esas pistas, la mejor solución; cambiale a tu reproductor.


★. Las metas: Hay días que te sientes tan contenta, no has comido casi nada (o nada), hiciste buen ejercicio y te sientes un poco más princesa, estas contenta porque viste como tu control puede sobre tus deseos y también verás, en un tiempo, el fruto de tus esfuerzos, sin embargo, hay días que sientes que la tierra te traga, sí, porque has comido tanto que podrías hacer hoyos cuando caminas, cuando te han hecho perder tu ayuno y sientes que has pecado de manera mortal, te quieres morir porque has trabajado mucho y un día de descontrol se ta va todo al traste, sin embargo, hay algo bueno, un día de comer no te mata, solo debes ayunar los días siguientes o hacer buen ejercicio para quemar ese extra, tranquilizaras esa culpa en poco tiempo.

Saliendo entonces un poco de los días buenos y malos, están los días raros, simplemente definibles así, días que empiezan de una manera, se cmabian en el medio, dan un giro inesperado por ahí de las cuatro y en la noche vuelven a su curso inicial o se tiran totalmente al otro lado de la moneda, esos días que cuando te acuestas a dormir te preguntas; ¿Como me fue hoy? y no te puedes responder, son esos días que te quedas viendo el techo y piensas en lo que hiciste y te puedes echar a reír o a llorar o un poco de las dos o ninguna, hay miles de opciones. Hoy fue un día para mi que no fue bueno y no fue malo. No fue bueno porque comí y tuve una pequeña discusión con una individua molesta pero no fue malo porque no deje que eso cambiara mi día  y además, no sobrepasé mi límite de calorías diarias. Entonces, hoy fue un día; RARO!
Deseando que sus días sean buenos; Dandi!!

2 comentarios:

  1. AME TU BLOG :) DIA RARO EL MIO ES EL SABADO Y LOS LUNES :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte :)

    A mi tb me gusta mucho tu blog. Me parece qe pones cosas interesantes ^^
    Por cierto dia raro: Domingo y Miercoles


    Espero qe pases un buen dia

    Un beso,

    Att: Lauriittha Priincess

    ResponderEliminar