Bienvenidos al Blog de Dandi

Primero que todo quiero decirles y advertirles que lo que escribo es para mí y en parte para ustedes, eso sí, yo no insito a nadie a seguir mis conductas y así mismo ninguno de mis comentarios han tenido ni tendrán la intención de ofender o insultar a alguien. Si quieres seguir leyendo te pido respeto y comprensión a mis acciones, sino, cierra la ventana y busca otro blog.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Cosas de la vida... ¡Apestan!

Vaya, una manera muy interesante de empezar la semana es descargando un poco las frustraciones para poder dormir bien, evitar las ojeras y pues prometerse el mejorar al día siguiente, hoy fue, como muchos otros; un día MALO. Al final de esta jornada solo tengo ganas de irme a dormir una semana entera, hasta ganas de darme de cabeza contra una pared hasta que se me olvide, en serio, fue tan terrible que si alguién me pregunta: "¿Como te fue hoy?" le gruño y le digo: "Vete al diablo hippie!" No me pregunten el por qué, pues realmente no lo conozco. Creo que mañana jugare al incognito.

Las cosas que volvieron este día tan horrendo fueron tan simples, son cosas de la vida común, ordinaria y sinceramente; ¡Apestan! Desearía simplemente poder olvidarlo pero como no, lo escribo, a lo mejor ustedes se sentían miserables pero cuando me lean verán que no les fue tan mal y quizá mi pena les de consuelo, o tal vez no, tal vez vengan y piensen en su día y lo comparen con el mío y me mandarán para  la -palabra censurada- pues su día fue dos veces peor que el mío, entonces nos regresamos al tema principal; Son cosas de la vida.

Empezamos con una mañana normal, me levanté y me fui a bañar, un baño delicioso para empezar el día fresca y limpia, me había levantado temprano por lo cual podía darme un ratito más de sueño, no contaba lastimosamente con que mi alarma estaba desactivada y me levanté con solo cinco minutos para alistarme o me dejaban, corrí buscando mis cosas y medio peinando mi cabello, luego de llegar a casa de mi abuela conseguí un poco más de tiempo para alistarme y terminé justo a tiempo, en serio, llegué al toque de la campana a clases pero obviamente sin muchas cosas, sin mi crema, sin labial, sin maquillaje, apenas peinada, sin cinto y lo único bueno; sin desayunar.

Entonces vino la primera clase, una de mis favoritas; Gimnasia! Hice los ejercicios con mis ganas usuales, el día había empezado con el pie izquierdo pero se veía destinado a mejorar, ya luego de un rato me empece a sentir mareada, para evitar desmayarme y también para espantar un poco las moscas y sospechas; comí, no gran cosa, pero comí, un pastel de frijolitos que, para ser sincera, estaba delicioso, lo comí en frente de mis amigos y acompañado con agua, de la cual, tomé mucha. Ok, el día no iba tan mal, pero iba a empeorar, como si Dios no me hubiese castigado lo suficiente, otra cosa buena del día, casi me ahogo con el pastel, de la risa, unas amigas casi se dan un beso lesbico, cosa que nos mató a todos de la risa.

Allí empezó todo a complicarse, empezaron a hablar de playa y por obvio, vestidos de baño, ODIO a una de mis BFF, lo que no tiene sentido, en sí la odia mi parte VERDE y envidiosa, pues la chica mide como 1.68 y pesa 41 kg, ¡Y come como cerda! Terriblemente yo fui puesta en medio, empezaron a hablar de trajes de una pieza, de dos, de bikinis, de strapless, de faldas, de piernas, de bubis, de vientres y de GORDAS, casi me echo a llorar ahí mismo, me hicieron sentir una cerda, claro, nadie me dijo: "Ey, vos sos una de esas gordas asquerosas que se pasean por la playa con sus bikinis, luciendo sus lonjas" Pero, yo solo pensaba en eso, recordandome lo que era y lo super tapada que me pongo cuando voy a la playa, odio mostrar mi cuerpo pero bueno, eso no fue lo peor.

Un gracioso me invitó a una galleta en el almuerzo, no me la iba a comer pero el chistoso se quedó conmigo charlando y me preguntaba a cada rato que si no me iba a comer la galletita (de unas 40kcal) que me había regalado y a final de cuentas me la tuve que comer porque el idiota no se iba a quedar en paz hasta que lo hiciera, aún cuando le dije que ya había comido me dijo que una galleta no me iba a matar, si tan solo supiera. Empezaron entonces mis amigas a charlar de NOVIOS, ese fue el momento en que mi cabeza empezó a gritar piedad al cielo, yo soy una solterona gigantesca, no dejo que los chicos se me acerquen, es como, pobres niños, se merecen algo mejor. Además, no creo que ninguno quiera una chica como yo, aún así empezaron a hablar cursilerías y tonterías y mi cerebro se empezaba a fundir de tanta basura, en serio, el amor es la cosa más tonta del mundo, me dicen que digo eso porque no lo conozco todavía pero bueno, no lo conoceré pronto así que seguiré diciendolo por mucho tiempo más. 

Luego, entregaron notas, matemáticas subí; ¡Genial! Ciencias sociales, baje; ¡Nooo! y Educación cívica, baje: ¿Por qué? no lo sé, solo sé que fue terrible ver mi rendimiento bajar, soy muy estricta con mis horarios de estudio y mi educación es una de las primeras cosas en mi lista, quiero ser doctora (loco ¿no?) y mis notas deben ser excelentes, llevo cuadro de honor en mi salón pero quiero excelencia academica y estoy dispuesta a lograrlo, lastimosamente esas notas tumbaron mi esperanza para este trimestre; ¡Diablos! En cuanto llegué a casa me cambié de ropas, me tomé una taza de té verde y medio tallo de apio con limón, mi abuelita me dio una galleta ¿que onda con las galletas? Otras 40kcal para mi sistema, que asco, lo bueno; iba para el gimnasio, hice mis ejercicios y me sentí mucho mejor, cosa que me hizo sonreír llegando a casa, y llegando a casa me borraron la sonrisa... Chanfles!

Mi hermano es un cerdo asqueroso, lo ODIO y lo quiero, mi parte VERDE, venenosa y envidiosa lo odia, debido a que es otro, flaco y alto pero come como oso antes de hibernar, es un engendro, siempre me pregunto; "¿A donde va esa comida?" Nunca encuentro respuesta, hizo unos emparedados para TODOS y el mío no fue de menos, dichosamente pude comerme solo la mitad, lastimosamente contenía jamón, queso, tomate, mostaza y salsa Lizano, no se si saben lo que es pero acá en C.R es muy popular, la cosa es que después de eso... sí, Mi hermanito, el más pequeño, ¡Me dio una galleta! en frente de mi mamá, no la pude negar, me la comí con toda la pena del mundo, no voy a negar que mi mitad de emparedado estuvo deliciosa pero esa galleta fue terrible, ya no quiero ver galletas en  mi vida. Eso, lo que me pasó hoy; Fue un día MALO.

2 comentarios:

  1. Hola. La verdad que me río de ciertas cosas porque parece que tenes una mala suerte con las galletas ¡Cookies, Cookies Everywhere! xD

    Además, me imaginó lo feo que deben ser esas charlas. Menos mal que yo no hablo de eso jajajaja...

    ResponderEliminar
  2. hola!!! jajajaj Todo el mundo quiere verte comer galletas. No te preocupes mañana será un nuevo día para retomar. te dejo un beso, y te sigo.

    te dejo mi blog. yo estoy más o menos como vos. peso 63.9! y hablando de bikinis, tengo una foto en bikini y estoy horrible, así que vamos a ser dos gordas mostrando las lonjas en bikini, FUERZA QUE PODEMOS:) Ya seremos la envidia de todas :)

    http://helloninalove.blogspot.com/

    ResponderEliminar