Bienvenidos al Blog de Dandi

Primero que todo quiero decirles y advertirles que lo que escribo es para mí y en parte para ustedes, eso sí, yo no insito a nadie a seguir mis conductas y así mismo ninguno de mis comentarios han tenido ni tendrán la intención de ofender o insultar a alguien. Si quieres seguir leyendo te pido respeto y comprensión a mis acciones, sino, cierra la ventana y busca otro blog.

jueves, 29 de septiembre de 2011

¡Desesperación!

Para empezar quisiera dejar una cosa clara, lo que voy a escribir contiene mucho "me mato" y además es sumamente personal, las conductas que se mencionan NO DEBEN SER SEGUIDAS, son altamente peligrosas para tu cuerpo, mente y salud, además podrían llevarte a la muerte si no tienes cuidado, yo hago lo que hago y allí explico por qué, pero sinceramente creo que NO se deben hacer, si lees y practicas alguna de mis conductas LO HACES BAJO TU RESPONSABILIDAD, no mía, yo te lo estoy advirtiendo y en ningún momento te insito a seguirme, sin más que decir, doy paso a mi historia.


Jueves 29 de Septiembre, el día de hoy, día que me quiero morir solo por existir, creo que eso, mi mera existencia, ya debería ser ilegal y prohibida, pero por lo visto a la gente le importa un rábano que este aquí ensuciando el paisaje del mundo con mi grasa asquerosa y poniendo sobrepeso en el pobre planeta con mis, sí, asquerosos kilos de más. Hoy empecé a pensar diferente, me levanté con determinación pero estas son horas de la noche en las que me iré a dormir con el corazón roto, pero eso sí, una meta en mente.

El día empezó de lo normal, lo malo vino cuando vino la tarde y con ella el turno de pesarme, Dios, sabía que había hecho algunas cosas mal y que había tenido que caer en brazos de Mía varias veces en la semana (a pesar de haberme prometido dejarla) simplemente cuando me veía era comiendo y claramente luego de eso me encontraba a mí misma vomitando, lastimosamente ni Mía ni los ejercicios que hice me ayudaron, nunca esperé ver el resultado que indicaba mi pesa, solo verla y mi mundo se cayó, en pedazos que daba pena siquiera intentar ver de lo pequeños que eran, eran polvo!

¡70 kg! Lo leyeron bien, setenta asquerosos, cochinos y vulgares kilogramos, estaba enojada, molesta, asqueada, repugnada y desesperada, llegué a casa con los ánimos por el piso y en mi cabeza solo había espacio para gritarme; "¡Eres una CERDA!" y la verdad es que me dije; "Si soy una cerda, voy a actuar como una" Y vino con esas palabras, el mal amigo llamado "Atracón". Juzguen ustedes si no doy asco, me comí como diez caramelos de colores, una barra de 90kcal, un emparedado de dos pisos, que si contamos, viene conteniendo unas 298kcal, más un vaso de leche chocolatada de unas 204kcal y una galleta de unas 138kcal, hice un total de por lo menos 820kcal en una comida, obviamente vino después la culpa.

Pase diez minutos en el baño, vomité todo, de eso me encargue personalmente, de que no quedase nada en mi estomago, incluso llegó un momento en que no vomitaba nada así que tome un poco de agua, me batí un poco, brinque y luego volví a vomitar, hasta que por fin solo conseguí probar en mi boca el sabor amargo de los líquidos del estomago, aún así me sentía enojada, frustrada, he subido DOS KILOS, dos asquerosos y cerdos kilos que me costó una eternidad bajar, en tres días los subí, en TRES!!!! Estaba desesperada, empecé a llorar y a patear cosas, dichosamente mi mamá está afuera y mis hermanos apenas notan mi estar en casa, no soporté, hice otra cosa que me había prometido no hacer más, saqué mis filos y me corté, la muñeca me duele ahorita mismo mientras escribo y tengo escrito GORDA en el muslo derecho y en el estomago, estaba enojada.

Justo ahora, cuando dejé de llorar y pude recobrar un poco el control sobre mí misma, encendí la PC y me dije; "Al diablo con mi puta salud", a fin de cuentas no han notado lo que soy ni lo notaron cuando era Mía, menos notaran ahora que estoy decidida a no dejar que NADA se meta en mi camino, me propuse mi meta, son 48kg los que quiero pesar pero tengo atravesados 22kg que se van a tener que ir a la mierda. Lo siento papi, lo siento mami, su niña ya no va a comer, tiene dos listas nuevas, una de alimentos permitidos y otra de alimentos prohibidos. 

Alimentos permitidos: 
♥- Agua: En cantidades enormes y toda la que quiera cuando la quiera.
♥- Chicles: Para mascar cuando venga la ansiedad pero sin exagerar.
♥- Té: Preferiblemente Verde y quizá un poco de hojas de SEN, solo en caso necesario.
♥- Frutas o verduras: De las cuales producen efecto calórico negativo, en cantidades mínimas y solo en caso de emergencia.

Alimentos prohibidos:
•- Cualquier otro tipo de comestible o bebida que NO esté en la lista de los permitidos está, claramente, prohibido. Bajo ninguna circunstancia, sin importar qué o quién me quiera meter ESO a la boca, la respuesta es NO y punto, no hay otras opciones. 

La desesperación nos vuelve locas, nos consume y nos hace errar, yo lo sé, pero puedo arreglarme, necesito y debo hacerlo, no puedo vivir siendo una vaca horrible y asquerosa, y realmente este post es solo para recordarme a mí misma lo que me debo, lo que quiero y como lo voy a conseguir, es en parte para saber que lo estoy debiendo y que lo prometí, porque sí, LO PROMETO, esto lo voy a lograr, y así, por este camino, será que me obligue a mí misma a cumplirme, no voy a comer nada fuera de lo permitido y mis ejercicios seguirán su rutina, tres veces a la semana en el gimnasio, el resto de los días en casa, y manteniendo actividades durante el día.

Un beso y mis más sinceras promesas; Dandi!

lunes, 26 de septiembre de 2011

Cosas de la vida... ¡Apestan!

Vaya, una manera muy interesante de empezar la semana es descargando un poco las frustraciones para poder dormir bien, evitar las ojeras y pues prometerse el mejorar al día siguiente, hoy fue, como muchos otros; un día MALO. Al final de esta jornada solo tengo ganas de irme a dormir una semana entera, hasta ganas de darme de cabeza contra una pared hasta que se me olvide, en serio, fue tan terrible que si alguién me pregunta: "¿Como te fue hoy?" le gruño y le digo: "Vete al diablo hippie!" No me pregunten el por qué, pues realmente no lo conozco. Creo que mañana jugare al incognito.

Las cosas que volvieron este día tan horrendo fueron tan simples, son cosas de la vida común, ordinaria y sinceramente; ¡Apestan! Desearía simplemente poder olvidarlo pero como no, lo escribo, a lo mejor ustedes se sentían miserables pero cuando me lean verán que no les fue tan mal y quizá mi pena les de consuelo, o tal vez no, tal vez vengan y piensen en su día y lo comparen con el mío y me mandarán para  la -palabra censurada- pues su día fue dos veces peor que el mío, entonces nos regresamos al tema principal; Son cosas de la vida.

Empezamos con una mañana normal, me levanté y me fui a bañar, un baño delicioso para empezar el día fresca y limpia, me había levantado temprano por lo cual podía darme un ratito más de sueño, no contaba lastimosamente con que mi alarma estaba desactivada y me levanté con solo cinco minutos para alistarme o me dejaban, corrí buscando mis cosas y medio peinando mi cabello, luego de llegar a casa de mi abuela conseguí un poco más de tiempo para alistarme y terminé justo a tiempo, en serio, llegué al toque de la campana a clases pero obviamente sin muchas cosas, sin mi crema, sin labial, sin maquillaje, apenas peinada, sin cinto y lo único bueno; sin desayunar.

Entonces vino la primera clase, una de mis favoritas; Gimnasia! Hice los ejercicios con mis ganas usuales, el día había empezado con el pie izquierdo pero se veía destinado a mejorar, ya luego de un rato me empece a sentir mareada, para evitar desmayarme y también para espantar un poco las moscas y sospechas; comí, no gran cosa, pero comí, un pastel de frijolitos que, para ser sincera, estaba delicioso, lo comí en frente de mis amigos y acompañado con agua, de la cual, tomé mucha. Ok, el día no iba tan mal, pero iba a empeorar, como si Dios no me hubiese castigado lo suficiente, otra cosa buena del día, casi me ahogo con el pastel, de la risa, unas amigas casi se dan un beso lesbico, cosa que nos mató a todos de la risa.

Allí empezó todo a complicarse, empezaron a hablar de playa y por obvio, vestidos de baño, ODIO a una de mis BFF, lo que no tiene sentido, en sí la odia mi parte VERDE y envidiosa, pues la chica mide como 1.68 y pesa 41 kg, ¡Y come como cerda! Terriblemente yo fui puesta en medio, empezaron a hablar de trajes de una pieza, de dos, de bikinis, de strapless, de faldas, de piernas, de bubis, de vientres y de GORDAS, casi me echo a llorar ahí mismo, me hicieron sentir una cerda, claro, nadie me dijo: "Ey, vos sos una de esas gordas asquerosas que se pasean por la playa con sus bikinis, luciendo sus lonjas" Pero, yo solo pensaba en eso, recordandome lo que era y lo super tapada que me pongo cuando voy a la playa, odio mostrar mi cuerpo pero bueno, eso no fue lo peor.

Un gracioso me invitó a una galleta en el almuerzo, no me la iba a comer pero el chistoso se quedó conmigo charlando y me preguntaba a cada rato que si no me iba a comer la galletita (de unas 40kcal) que me había regalado y a final de cuentas me la tuve que comer porque el idiota no se iba a quedar en paz hasta que lo hiciera, aún cuando le dije que ya había comido me dijo que una galleta no me iba a matar, si tan solo supiera. Empezaron entonces mis amigas a charlar de NOVIOS, ese fue el momento en que mi cabeza empezó a gritar piedad al cielo, yo soy una solterona gigantesca, no dejo que los chicos se me acerquen, es como, pobres niños, se merecen algo mejor. Además, no creo que ninguno quiera una chica como yo, aún así empezaron a hablar cursilerías y tonterías y mi cerebro se empezaba a fundir de tanta basura, en serio, el amor es la cosa más tonta del mundo, me dicen que digo eso porque no lo conozco todavía pero bueno, no lo conoceré pronto así que seguiré diciendolo por mucho tiempo más. 

Luego, entregaron notas, matemáticas subí; ¡Genial! Ciencias sociales, baje; ¡Nooo! y Educación cívica, baje: ¿Por qué? no lo sé, solo sé que fue terrible ver mi rendimiento bajar, soy muy estricta con mis horarios de estudio y mi educación es una de las primeras cosas en mi lista, quiero ser doctora (loco ¿no?) y mis notas deben ser excelentes, llevo cuadro de honor en mi salón pero quiero excelencia academica y estoy dispuesta a lograrlo, lastimosamente esas notas tumbaron mi esperanza para este trimestre; ¡Diablos! En cuanto llegué a casa me cambié de ropas, me tomé una taza de té verde y medio tallo de apio con limón, mi abuelita me dio una galleta ¿que onda con las galletas? Otras 40kcal para mi sistema, que asco, lo bueno; iba para el gimnasio, hice mis ejercicios y me sentí mucho mejor, cosa que me hizo sonreír llegando a casa, y llegando a casa me borraron la sonrisa... Chanfles!

Mi hermano es un cerdo asqueroso, lo ODIO y lo quiero, mi parte VERDE, venenosa y envidiosa lo odia, debido a que es otro, flaco y alto pero come como oso antes de hibernar, es un engendro, siempre me pregunto; "¿A donde va esa comida?" Nunca encuentro respuesta, hizo unos emparedados para TODOS y el mío no fue de menos, dichosamente pude comerme solo la mitad, lastimosamente contenía jamón, queso, tomate, mostaza y salsa Lizano, no se si saben lo que es pero acá en C.R es muy popular, la cosa es que después de eso... sí, Mi hermanito, el más pequeño, ¡Me dio una galleta! en frente de mi mamá, no la pude negar, me la comí con toda la pena del mundo, no voy a negar que mi mitad de emparedado estuvo deliciosa pero esa galleta fue terrible, ya no quiero ver galletas en  mi vida. Eso, lo que me pasó hoy; Fue un día MALO.

sábado, 24 de septiembre de 2011

¿Comer en negativo?

Ultimamente he estado leyendo en las diferentes webs médicas y además, en una revista de ciencias sociales, sobre las calorías negativas, me ha llamado la atención y apuesto a que muchas de ustedes también, he visto varias listas en otros blogs y además también he encontrado que muchas otras ya conocían de su existencia, sin embargo me gustaría darle mi toque personal al tema, a fin de cuentas, entre más sabemos; Mejor.

¿Que son las calorías Negativas?

♥. Si ponemos el término a discusión, yo diría que está mal utilizado, creo que ningún alimento tiene menos cero calorías (-0kcal) así que obviamente no tiene calorías negativa. Ponemos en esta lista a los alimentos que producen un efecto calórico negativo. Todos sabemos que nuestro cuerpo utiliza calorías para todo, las quemamos ahora mismo mientras leemos, entonces, también las quemamos cuando comemos y claramente cuando nuestro organismo digiere esos alimentos, el efecto calórico negativo se refiere al hecho de comer un alimento que a la hora de ser digerido, nuestro cuerpo utilizará algunas calorías más de las que el alimento en sí contiene.

¿Que alimentos producen ese efecto?

♥. En general son frutas y verduras, cosas que en sí ya sabíamos contenían pocas calorías, sin embargo no todas queman más calorías mientras son digeridas, algunas frutas son demasiado dulces y aunque claramente no contienen azúcar; contienen fructosa, esta sustancia es más fácilmente digerible pero aún así es difícil pensar que podemos quemar calorías comiendo dulce. Aún así, los vegetales y frutas son buena opción para aplacar el hambre, no siempre es buena idea atracarnos de ellas pero nos llenan fácilmente y contienen muy pocas calorías. Entre los alimentos que contienen calorías de efecto negativo podría mencionar:

- Vegetales:
•Hinojo •Brocoli  •Espinacas •Lechuga • Zanahoria •Berenjena •Coliflor •Hongos •Rábano •Remolacha •Berro •Pimientos.

- Frutas:
•Tomate •Pepino •Manzana •Piña •Melón •Sandía •Melocotón •Fresa •Pera •Guayaba •Mandarina •Mora •Toronja •Ciruela.

¿Como comerlas?

♥. Estas verduras y frutas son muy fáciles de comer, no las cocines, lavalas bien y comelas directamente, en parte, su integridad física es lo que las convierte en negativas, dado a que son bastante solidas, así que si las pones a hervir y se suavizan perderan parte de su encanto. Convina las frutas con efecto negativo con otras que no lo tengan y haz una rica ensalada de frutas, matará tu hambre y no hará un gran cambio en tu dieta, además tendrás un alimento rico y bajo en calorías, que además te llena con poco, mezclar los colores de las frutas y darle una bonita apariencia te hará disfrutar de la experiencia y tu cerebro se llenará más rápido. En una dieta NORMAL, sería preferible no dedicarnos solo al consumo de estos alimentos pues podría terminar dejando una falta de proteínas, sería recomendable entonces acompañar de vez en vez con pescado o pollo, busca la carne más magra que consigas o pon las frutas con un poco de cereal y algo de leche.

¿Que más podría ayudar?

♥. Hay varias cosas que me gusta recomendar a fin de cuentas, por ejemplo: el limón, ponle un poco a las comidas que puedas, ayuda a matar la grasa en ellas y el fruto en sí también produce un efecto calórico negativo, me permito recordar, eso sí, que no exageren con el limón, pues a como mata la grasa puede llegar a matar también muchos de los nutrientes que necesitamos. Otra cosa que me gusta recomendar es la avena, que por naturaleza absorbe la grasa en el organismo, además nos mantiene limpios y sanos, aporta fibra y por lo tanto nos ayuda a evitar el estreñimiento.

Espero que les ayude esta información, aunque haya sido extrañamente modificada por mi, la idea central sigue allí así que ojala la encuentren útil.
Un beso gigantesco: Dandi!!

jueves, 22 de septiembre de 2011

Días raros.

Todas tenemos días distintos, porque a fin de cuentas, hay siete de ellos; lunes, martes, miercoles, jueves, viernes, sabados y domingos, para muchas se definen en grados de dificultad según su lista de actividades, para mí; todos son días extraños y por definición más simple: Raros.

 
 Están los días que catalogamos como "buenos", que por lo menos para mi son los días cuando ayuno y hago mucho ejercicio o cuando consigo sacar el lado más positivo de ese día, es decir, cuando disfruto al máximo con mis amigos y amigas o a veces, hasta con mi familia. Los días buenos no son fáciles de conseguir pero tampoco lo son de olvidar, por lo tanto, nos representan una sensación duradera de bueno, esa sensación que nos deje el día, ya sea satisfacción, felicidad, entusiasmo u orgullo.



Por el otro lado, están los días "malos", esos cuando lo único que quisieramos es que nos trague la tierra y no nos dejara salir más nunca, cuando metemos la pata terriblemente, nos arrepentimos de haber despertado ese día o simplemente alguién viene y te lo arruina, esos son los días que dan ganas de quedarse en la cama hasta el siguiente, tal vez, esperando que no haya pasado lo que pasó y rogando que hubiese sido solo una pesadilla. Los días malos abundan, pero su amargo sabor dura dependiendo de lo grave que sean, generalmente los olvidamos al día siguiente y los errores cometidos nos impulsan a sacudirnos un poco el polvo y salir a remediar las cosas.


Hay factores que pueden producir estos días, entre ellos me encanta mencionar:

☼. El clima: Si hay un sol espectacular y una brisa fresca, nos mantiene el ánimo arriba, debido a la influencia sobre nuestras emociones, pero, si el día está gris y nublado, casi lloviendo pero no, nos deprimimos un poco, quizá pensando en que ya no saldremos porque lloverá, si llueve, puede haber varias reacciones, en mi depende, hay días lluviosos que me alegra y me gusta ver la lluvia, mojarme un poco y todo, y otros, que quiero llorar como el cielo.
 

♥. Los seres queridos: Todos nos vemos influenciados por nuestras cercanías, si tu BFF tuvo un mal día es probable que termines escuchando todas sus quejas sobre ello, pero igualmente cuentas con ella para comentarle las tuyas cuando tu día se pone feo. eso sí, una pequeña pelea y adíosito al día perfecto, lo bueno es que mañana ninguna se acordará del pleito. Los padres a veces nos arruinan los mejores días, con sus charlas inútiles sobre lo que debemos hacer o lo que NO deberíamos de hacer, sin embargo, hay ocaciones en que pueden darte una sorpresa y alegrarte el día.

♫. La música: Sí, aunque no lo crean, la música que escuchas durante el día te puede prender o apagar, si de pronto escuchas una pieza super animada, que sientes que te salta el alma y hasta ganas de bailar te dan, te alegras, ¿cierto?, hay canciones incluso que te hacen reír sola o al menos a mi me hacen sonreír un par de ellas, quizá por los pensamientos cálidos en las letras. Así mismo hay canciones que te probocan cortarte las venas, ¿han escuchado Panda? no lo hagan si se sienten deprimidas, podrían cometer suicidio con una de esas pistas, la mejor solución; cambiale a tu reproductor.


★. Las metas: Hay días que te sientes tan contenta, no has comido casi nada (o nada), hiciste buen ejercicio y te sientes un poco más princesa, estas contenta porque viste como tu control puede sobre tus deseos y también verás, en un tiempo, el fruto de tus esfuerzos, sin embargo, hay días que sientes que la tierra te traga, sí, porque has comido tanto que podrías hacer hoyos cuando caminas, cuando te han hecho perder tu ayuno y sientes que has pecado de manera mortal, te quieres morir porque has trabajado mucho y un día de descontrol se ta va todo al traste, sin embargo, hay algo bueno, un día de comer no te mata, solo debes ayunar los días siguientes o hacer buen ejercicio para quemar ese extra, tranquilizaras esa culpa en poco tiempo.

Saliendo entonces un poco de los días buenos y malos, están los días raros, simplemente definibles así, días que empiezan de una manera, se cmabian en el medio, dan un giro inesperado por ahí de las cuatro y en la noche vuelven a su curso inicial o se tiran totalmente al otro lado de la moneda, esos días que cuando te acuestas a dormir te preguntas; ¿Como me fue hoy? y no te puedes responder, son esos días que te quedas viendo el techo y piensas en lo que hiciste y te puedes echar a reír o a llorar o un poco de las dos o ninguna, hay miles de opciones. Hoy fue un día para mi que no fue bueno y no fue malo. No fue bueno porque comí y tuve una pequeña discusión con una individua molesta pero no fue malo porque no deje que eso cambiara mi día  y además, no sobrepasé mi límite de calorías diarias. Entonces, hoy fue un día; RARO!
Deseando que sus días sean buenos; Dandi!!

domingo, 18 de septiembre de 2011

Princesas de cristal.

Muchos creen que ser una princesa es cosa fácil, que lo hacemos por ser la manera más sencilla y que no nos gusta el trabajo duro, eso es una mentira, no somos nada parecido, somos dueñas de nuestro cuerpo y tenemos el control de todo cuanto hacemos, lastimosamente el ser princesa es lo contrario a lo que muchos creen, no es bonito y no es fácil.

Cuando nos llaman "Princesas de Cristal" creo que tienen razón, eso somos, en mi opinión más personal creo que estamos rodeadas por un escudo de cristal, que nos cubre y nos protege, que nos da fuerza y valor, de eso está hecha nuestra corona, pero a como es una fortaleza, es una desdicha, pues con el más mínimo empujón se puede romper y con nuestra corona, nos rompemos nosotras también.

Yo siempre me he dividido en dos partes, la que desea ser perfecta, la que trabaja por ello, la que siente que el hambre la nutre, la que disfruta de ver a los otros comer y sentirse superior, la que lucha día con día para mantener su máscara bien puesta y que nadie sepa lo que oculta, la que a fin de cuentas es una muñeca perfecta de la sociedad y lo disfruta, porque aunque sabe que le hace mal y que le duele también sabe que funciona y le encanta.
Y por otro lado está la parte de mi que sabe que estoy mal, que quiere dejarlo, que quiere decir no más, que desea comer con su familia normalmente, la que desea no tener miedo y tener que esconderse todo el tiempo, la que quiere gritar a los cuatro vientos que es una Princesa pero que necesita ayuda, la quiere ser ella misma otra vez, sonreír con honestidad, y sentirse bien consigo misma, la que sabe que se está haciendo un mal pero no puede detenerlo.

Entonces me pregunto, ¿Cuantas de nosotras nos sentimos así? Sé que también hay chicos en esto, pero también sé que ellos son más sensatos, que con el tiempo lo consiguen dejar y que avanzan con sus vidas, ellos no están ante la presión constante del público presente, hay algunos que sí, pero no todos tienen que lidiar con la crítica de los miles de ojos del mundo, que nos dicen que estamos gordas, que ser obesa no es sano, que tener curvas es asqueroso y que ser voluptuosas es andar siempre tapadas.

Digo, entonces, esto es lo que nos han obligado a ser, sé que hay algunas que son Princesas por gusto, por elección, porque quisieron ser Pro-ana o Pro-mía, que las conocieron y se enamoraron de ellas, que les deben sus vidas, que las tomaron como un estilo de vida, pero también están las Anas y las Mías, quienes fueron buscadas por la presión, por la crítica y los prejuicios, dejandonos arrinconadas y teniendo solo un par de amigas que nos ayudarían a salir de allí, la Anorexia y la Bulimia.

Esto va más que todo para las WannaBe, quienes piensan que esto es una dieta o un juego, que es transitorio y que en cuanto consigan su meta lo dejan, dejenme decirles que no es así, mejor haz ejercicio y come sano, así bajarás y estarás feliz y en forma y saludable, no te hagas esto a tí misma por moda, porque una vez que entras no es muy fácil salir. Piensen bien un segundo, ¿Son lo suficientemente fuertes para cuidar que su corona no se rompa? ¿Realmente pueden ser Princesas de Cristal?

sábado, 17 de septiembre de 2011

No me juzguen ni nos juzguen!

Alguna vez han sentido que todos las miran y se susurran cosas? A mi me pasa siempre que voy por la calle o que estoy sentada con mis amigos, en parte creo que se debe a que soy un poc paranoica, y eso radica en que tengo un secreto, un secreto que de igual forma, si la gente lo supiera, me juzguarían sin darme una oportunidad, a como hacen con cientos de chicas en el mundo. ¿Por qué nos hacen esto?

¿Será que no entienden? Somos iguales que todos ustedes, tenemos sentimientos, no importa cuán distintas sean las personas por fuera, todos somos muy parecidos por dentro, eso de juzgar libros por su portada es cierto y todavía es peor cuando nos juzgan por nuestro contenido, ¿será que ellos, los que nos prejuician, nunca han sido victimas de sus acciones?

Yo les voy a dar una razón para juzgarme, o para que crean que tienen el derecho a hacerlo, soy Anorexica y a mucha honra, no me importa si hay gente que cree que me estoy matando o que me importo poco, en serio, ¿que hay de malo en ser perfecta? ¿Que hay de malo en querer serlo? No me explico como es posible que no sean capaces de juzgar a esas personas que dejan a otros en las calles, a esos que asesinan, a los ebrios y a los drogadictos, ya conviven con ellos, pero no, una Princesa debe sufrir de las criticas del mundo.

En la tele, en las revistas, en todos lados vemos gente delgada y hermosa, pero así mismo, en esos mismos medios, escuchamos que hablan mal de las Princesas, realmente estan ciegos. Ellos piensan que destruimos nuestro cuerpo, pero vean todos esos gordos que caminan por la calle, que ensucian y contaminan, esos gordos hermanos gemelos de Homero Simpson, ¿En serio quieren que seamos así? No se deciden, nos quieren gordas, nos quieren flacas, nos quieren altas y bajas, con vestidos, con tacones, con jeans o con converse... ¿Que quieren de nosotras?

Nunca nos dieron más respuesta que la típica; "No nos gusta lo que haces" pues adivinen, ya me cansé de eso, así que de hoy en más yo decido que hago y como lo hago, no importa si les gusta o no, yo no voy a juzgar a los que quieran vivir rodando pero por favor no me juzguen ni juzguen a las Princesas del mundo por querer ser perfectas y lograr serlo, porque entonces, están siendo una bola de envidiosos.

¿Para qué escribo?

Cuando vemos un blog nuevo, o lo encontramos en la red, lo primero que nos preguntamos es para qué escriben esas personas, digo, ya hay miles de cientas que escriben día a día mil quinientas cosas en sus blogs con la intención de llamar al público. Yo no busco eso, no me gustaría encontrar cantidad de seguidores que a fin de cuentas no comprendad lo que quiero escribir.

Cuando escribo, me gutsa dejar expreso un pedazo de mi persona, de mi alma y de mi ser, me gusta que sepan que a pesar de que es una computadora y el texto en ella lo que leen, las palabras allí puestas fueron escritas por un ser humano, alguién que se equivoca y que con todo lo que le pasa en la vida encuentra un desahogo en las teclas de su computador. Algunas veces pensamos que esto de los blogs es tonto o sin sentido pero luego de pensarlo bien vemos que no es así.

Yo ahora escribo en mi blog, decido de que hablar y como hablarlo, no necesito el permiso de nadie ni su aprobación, solo doy fe de mis sentimientos con palabras, sé que es algo cobarde pero es mejor así que en otras cosas, no encuentra uno la misma paz en un amigo que en un blog, no se si se me entienden pero igual nunca espero nada de la vida, yo sé que así es más fácil evitar las decepciones. Entonces, por ahora, me gustaría decir eso, que yo escribo para expresarme y para confesarme, y si alguno necesita un oído que les escuche o un ojo que les lea, cuenten conmigo.
Un beso enorme; Dandi!